Iniciar sesión
Menú

Iniciar sesion

Plataforma digital para establecimientos educacionales daría solución a dos de los puntos que el Colegio de Profesores exige al Mineduc

Compartir

El agobio laboral y la titularidad de las horas de extensión, son parte importante de las exigencias del sector docente, demandas que hoy pueden ser solucionadas con dos servicios que entrega la empresa Papinotas.

Tras estar 50 días movilizados y lograr un acuerdo de trabajo con el Mineduc, el paro de profesores llegó a su fin el 23 de julio. Entre la serie de puntos que la agrupación docente exige al gobierno destacan la deuda histórica, el reconocimiento de la especialización a los educadores diferenciales, el fin al doble proceso de evaluación docente, el agobio laboral y la titularidad de las horas de extensión. 

Estos dos últimos puntos están ligados entre sí, ya que el agobio laboral tiene que ver directamente con la mala o nula relación que hay entre profesores y apoderados, debido a la comunicación deficiente entre ambas partes y por la poca participación de los padres en los procesos educativos de sus hijos, mientras que la gran cantidad de trabajo burocrático extra a sus horas de contrato, no facilita el tiempo para dedicarse a los apoderados, e incluso a los propios alumnos. Mario Aguilar, presidente del Colegio de Profesores, se refirió a esto último en una entrevista en CNN: “muchos de los estudiantes lo que requieren es ser escuchados, pero a veces no tenemos tiempo, por acumulación de pega burocrática y administrativa”. 

Desde la tecnología ha llegado una solución que ayuda a mitigar tanto el agobio laboral de los profesores como el trabajo burocrático extra que deben realizar. La aplicación para celulares Papinotas, presente en más 540 colegios, busca crear una buena y cercana relación entre docentes y apoderados, para así los estudiantes sean escuchados. “Trabajamos con establecimientos que cuentan con la subvención SEP (Subvención Escolar Preferencial) e impacta de forma positiva en la educación chilena por medio de plataformas digitales, como el servicio de comunicaciones y el de gestión escolar”, afirma Natalia Espinoza, ex Coordinadora Nacional de Subvención Escolar y fundadora de Papinotas (Papinotas.cl). 

¿Cómo funciona? 

Por medio de un software, los profesores pueden enviar un mensaje de texto a los celulares de los apoderados en tan sólo un minuto, comunicando cosas como que su hijo ha mejorado el comportamiento en la sala de clases o los materiales que hay que llevar para la próxima semana. De esta manera, señala Espinoza, se mejora la relación entre ambas partes y los padres adquieren mayor compromiso con el proceso educativo de sus hijos, elevando a un 26% la asistencia a reunión de apoderados. “Se aumenta el autoestima y motivación de los menores, ya que son estimulados por educadores y padres, en sus logros académicos y sociales. Con esto atacamos seis Indicadores de Desarrollo Personal y Social (IDPS)”, agrega. 

Por otro lado, dado que los docentes utilizan entre un 40% a 80% de su tiempo en ver ámbitos administrativos y burocráticos, según un estudio realizado por Educación2020, otra de las funciones de la app es que optimiza de manera digital las funciones realizadas manualmente. “Gracias al servicio de gestión escolar, los profesores ahorran hasta un 70% de su tiempo, pudiendo ingresar calificaciones o controles, transformar puntajes a notas, registro de observaciones, informes de personalidad, matrícula y asistencia escolar”, explica Espinoza. 

Aplicando tecnología en educación 

Uno de los colegios que cuenta con Papinotas es el Metodista Robert Johnson de Alto Hospicio, quienes han visto en un corto plazo el progreso y las mejoras en su sistema educativo, tras adquirir el servicio de comunicaciones y gestión escolar. “El logro más importante que hemos tenido, es una comunicación efectiva con el apoderado. En menos de un minuto mandamos mensajes personalizados o generales, y con eso ellos saben todo lo que pasa con sus hijos en el colegio, lo que ha mejorado el rendimiento de nuestros estudiantes en un 10% y la asistencia en un 20%”, detalla Luis Zúñiga, director del colegio. 

Agrega además que el sistema de gestión escolar ha sido fundamental para mejorar como colegio, ya que “antiguamente perdíamos mucho tiempo en control de asistencia, pasar datos manuales a algún cuaderno o libreta. Ahora todas esas horas ahorradas las destinamos al aula, a revisar si los chicos están aprendiendo los contenidos, el inspector está más atento a las necesidades de los menores y de los profesores”, concluye Zúñiga.

Otras noticias relacionadas

Gestión escolar de impacto;
simple, ágil, efectiva y medible.


© papinotas 2019.
todos los derechos reservados